martes, 10 de enero de 2017

Esa mala dicción...






                   Ya hace tiempo que viendo películas españolas, algunas de las cuales (pocas) contienen talento argumental e interpretativo, me he dado cuenta de que nuestro cine falla estrepitosamente en la dicción  de los actores y actrices, Sin duda eso resta un elemento trascendental  a las obras y les rebaja en gran medida su calidad.  Propongo a directores y productores españoles que hagan doblar, por los  excelentes especialistas de la locución que todavía tenemos, todos los diálogos subvertidos por esa nefasta dicción de los intérpretes en las cintas, las cuales, de incorporar la majestad de la palabra bien dicha, pronunciada, y entonada para cada ocasión y para cada escena, aumentarían de forma mas que notable su calidad cinematográfica.
                Es una simple y sencilla observación, pero, a veces, las simplezas cosechan grandes éxitos.
Háganme caso cineastas. No permitan que la realidad de una mala dicción, en la desafinada  lengua de los divos/as actuales, les impidan alcanzar un éxito  (aún con historietas subvencionadas llevadas a la gran  pantalla). 

               Doblen. por favor, a los cacofónicos y analfabetos  de la voz que campan por nuestros platós Es fácil. Ni siquiera necesitan traductores.