martes, 5 de enero de 2010


...y en la playa había un hombre invisible, bien calzado y completamente desnudo.