domingo, 27 de diciembre de 2009


Estos días me siento clásico, como un pez olvidado en este decimonónico acuario, acuarium.